Valle de Somiedo

Cuatro días en Asturias te hacen desconectar del mundo. Esta vez hemos recorrido los valles de Somiedo y frente a la monumentalidad de las montañas y lo impresionante de su altura y frondosidad he sentido que tenia que mirar lo pequeño para poder explicar lo inmenso. En la cabeza Whitman, pero también Thoureau. He hecho acuarelas de hojas y flores que son la síntesis del paisaje, las elegía de manera aleatoria, dejándome llevar por el momento. Ellas me buscaban a mi. Después me he dado cuenta que hablaban mucho del entorno, por ejemplo las avellanas nos hablan de una ardilla o un roedor que las comió. Un eslabón de cadena de bicicleta es naturaleza también, como lo entiende Herman de Vries en su trabajo. En su obra pensaba cuando lo recogí.

asturias-16000

asturias-16001

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: